Estrés de calor


Batiendo el calor en la producción avícola

Caliente, más caliente, estrés por calor. El cambio climático, con su aumento de temperaturas, se está convirtiendo cada vez más en un factor de estrés intenso en la producción animal. En los meses de verano, las temperaturas exteriores pueden alcanzar rápidamente máximos de más de 35°C, lo que significa que puede hacer calor en el gallinero.


La alimentación del ganado en condiciones de estrés por calor

Las vacas lecheras de las zonas templadas son particularmente susceptibles al estrés por calor, y suelen mostrar marcadas disminuciones de productividad en climas cálidos o cuando se introducen en regiones tropicales o subtropicales para el mejoramiento genético de las razas locales. Por lo tanto, centrarse en la alimentación es más importante que nunca.






Efecto de la betaína en el rendimiento de los rumiantes

La betaína tiene dos funciones principales. La primera es como donante de metilo (por medio de la S-adenosil-metionina (SAM)), con lo que se ahorra metionina, se reducen las concentraciones de homocisteína y se aumentan los sustratos disponibles para la síntesis de proteínas. En segundo lugar, cuando no está catabolizada, la betaína sirve de osmoprotector orgánico, acumulándose en las células sometidas a estrés osmótico.